LA PERSONALIDAD DE TU PEQUE EN UN ÁRBOL

¿Te gustaría saber rasgos de la personalidad de tu hij@ en sus dibujos?

    Antes que nada, debo decirte, que la interpretación de los dibujos, requiere un estudio minucioso de trazos, rasgos, elementos, tamaños… No es algo que podamos interpretar a simple vista,  y con elementos aislados. Lo que te voy a contar, son a rasgos muy generales, para que conozcas, tan solo un poco, cómo pueden informarnos los dibujos de nuestros peques sobre su personalidad.

    Aclarado esto, hoy te propongo un ejercicio sencillo, y divertido. Con él, también tendréis la ocasión de pasar un ratito con tu niñ@ que seguro agradeceréis.

    En primer lugar y siempre que vayáis a dibujar, elije el momento idóneo; intenta que tu hij@ esté tranquilo, que no esté cansad@ (después de una clase de natación mejor no), y que no haya nada que le pueda distraer.

¡Pon un poco de música!, ¡les encanta!, preferiblemente relajante, dejemos al Grupo Encanto para otro momento.

    Entrégale una cuartilla en sentido vertical y déjale a su alcance colores, rotuladores, lapiceros de colores, rotus… l@s niñ@s disfrutan dibujando.

¡Muy bien! Ya estamos preparados. Dile a tu hij@ que dibuje un árbol.

Te voy a dar unas interpretaciones generales, hay muchísimas, y no me puedo extender mucho. Según dibuje estas partes del árbol (hay más) sacaremos estas conclusiones:

  1. La base y las raíces: Son sus pies, simbolizan el mundo real, los instintos.

      Hasta los diez años es normal que utilicen el final de papel como base de su tronco, les da seguridad. Si es un árbol sin base ninguna, o ha oscurecido toda la base del papel, es un niño muy inseguro, convendría reforzar su autoestima, se siente sin nada donde apoyarse.

    Piensa que la base de su árbol son sus pies, si no pinta base, no tiene dónde apoyarse. Si remarca la base oscureciéndola, tiene necesidad de un refuerzo en sus pies para sentirse estable y seguro. Refuerza su lado positivo, todo lo que hace bien, premia su esfuerzo, ¡no escatimemos en palabras bonitas para nuestros peques!

    Si la base la dibuja con picos semejando hierba, algo hay en su ambiente que le incomoda: la llegada de un nuevo hermanito, o  está nervios@, se le riñe mucho, se aburre y necesita actividad… Piensa qué le puede estar molestando…

   Si dibuja raíces (no suelen aparecer hasta los doce años), es un niño instintivo, práctico, tradicional, introvertido… No quiere que nada se mueva mucho a su alrededor. Se siente seguro con las rutinas sin nada que le sorprenda mucho, por eso fija sus pies en la tierra.

       2. El tronco: Es su carácter.

    Si lo dibuja alto y grueso, ¡ahí está tú hij@! No le gusta pasar desapercibido, necesita llamar la atención. Si por el contrario lo dibuja estrecho, es más tímido, vulnerable y su carácter  más tranquilo.

    Las líneas del tronco si están rectas nos dicen que es un niño rígido, se controla mucho, se exige mucho; si por el contrario son onduladas, seguro que es más sociable, diplomático, y ¡cuidado! porque se suelen dejar llevar por los demás.

    Si el tronco está dibujado por dentro, añaden manchas o una carita, son niñ@s que suelen intensificar mucho las cosas, les dan más importancia de la que tienen.

      3. Las ramas: Son sus brazos, con lo cual nos indican el contacto con los demás y su estado de ánimo.

    Si las dibujan hacia arriba es un niño alegre, entusiasta e idealista. Si por el contrario, las hace hacia abajo, suelen ver las cosas desde un punto de vista más negativo, está triste. Deberías prestarle atención a esto.

      4. La copa: Simboliza el autoconcepto, cómo se siente consigo mismo, la imaginación y la fantasía.

    Suele ser pequeña hasta los diez años. Después de esa edad hacerla de ese tamaño, significaría que es un niño detallista e introvertido . Si por el contrario es grande nos indica extraversión, riqueza imaginativa, entusiasmo e idealismo.

    Si la copa la dibuja con un exceso de hojas, la imaginación de tu hijo es desbordante, quizá demasiado y hay que frenarla un poco. Son de los niños que se hacen demasiados castillos en el aire.

    Normalmente cuando la copa cae por alguno de los lados simboliza tristeza. Si está caída por el lado izquierdo será por algún motivo familiar, y si está caída por el lado derecho será por algún motivo en el cole, con los amigos… Si la copa está literalmente aplastada por arriba, es porque el niño tiene mucha presión en su ambiente que le entristece mucho.

Qué buenas pistas para ayudar a nuestro peque, quizá esté pasando por un momento triste, y no nos hemos dado cuenta.

     Para terminar, hay complementos que los niños pueden añadir, sobre todo el niño que le cuesta hacer lo que le piden.

     Si decimos que dibujen un árbol y dibujan el árbol, con una vaca, su establo, el vecino y un estanque con peces, eso no es lo que le hemos pedido, con lo cual, en todo le pasará igual. O es difícil para él la disciplina, o le cuesta centrarse en las tareas por un exceso de imaginación.

      Si añaden flores denotan alegría y deseos de agradar la vida a los demás; los nidos, conflictos superados o en vías de superación. Cualquier tipo de adorno que elija es un fuerte deseo de embellecer la vida.

    No pases por alto que tu hijo dibuje, y mucho. Es una vía fantástica, para que nuestros peques suelten todas sus emociones, y vayan creciendo personalmente.

¡Besos mil!

Rosa.

imágenes: unsplash

Add A Comment